with No hay comentarios

Publicación en revista Ahora de la Cámara Argentina de Seguridad.
Visitamos las instalaciones del CENAE, un moderno laboratorio dedicado al análisis y ensayo de agentes extintores de incendios. Tecnología de Investigación y Desarrollo al servicio de las industrias vinculadas a la extinción de incendios.

Concebido por Industrias Químicas Dem S.A., el CENAE fue creado con el objetivo de realizar ensayos normalizados sobre polvos químicos secos y espumas sintéticas. “El CENAE fue pensado para el país” afirma Daniel Ferrer. “Otorga a la Argentina una serie de ventajas competitivas de gran importancia. Hoy podemos decir que los argentinos contamos con el laboratorio con mayor equipamiento tecnológico de Latinoamérica y con los mejores RRHH que permiten su operación bajo las normas ISO 17025”.
“Esto nos permite bucear dentro del producto, mejorar su diseño, verificar el cumplimiento con la normativa presente, ensayar diversas normas y otras aplicaciones que antes del CENAE eran impensadas. Cuando un país posee la tecnología de investigación y desarrollo, sin dudas representa un salto cualitativo para las industrias vinculadas”.

“Al crear el CENAE, no sólo pensamos en asistir a la unidad productiva en el diseño de dichos agentes extintores, sino para ofrecer el servicio de análisis y ensayos a terceros. Antes para poder ensayar un agente extintor, debían enviarse múltiples muestras a distintos laboratorios o universidades, donde cada uno usaba su propio método (mayoritariamente no asociado al normativo), cada operador y laboratorio utilizaba su propio criterio, muchas veces siendo la apreciación de una persona el responsable de la determinación de un resultado y no se podían ensayar la totalidad de los ensayos críticos. El resultado final, era entonces fruto de resultados individuales, con métodos ensayos y criterios diversos. Es de esperar que en dicha operatoria la validez de las conclusiones resultara cuestionable”.
“CENAE nació para cambiar esto”, añade Ferrer. “El procedimiento es mucho más rápido, simple y confiable: Se envía una única muestra a un único laboratorio. Se efectúan la totalidad de los ensayos normativos para un dictamen completo del producto. Se utilizan sólo métodos de ensayos normativos y validados internacionalmente.
Dada la automatización y precisión de los equipos, no se utiliza el criterio subjetivo en ningún momento del proceso. Todo esto confluye a que exista certeza sobre la validez de los resultados”.

El CENAE se ubica en la ciudad bonaerense de Campana, en una superficie de 400 metros cuadrados y significó una inversión de 800.000 usd.
Opera bajo la norma ISO 17025 que establece los requisitos que deben cumplir los laboratorios de ensayo y calibración, con el objetivo de demostrar que estos son técnicamente competentes y capaces de producir resultados válidos.
La acreditación de la norma se efectúa a través del Organismo Argentino de Acreditación (OAA).

El CENAE posee una infraestructura que responde a los mayores estándares de calidad y buenas prácticas, así como también a un criterio arquitectónico notable que combina amplias áreas de trabajo y la elección de materiales de primera categoría, a fin de conferir un ámbito de confort excepcional para los recursos humanos que allí se desenvuelven profesionalmente.

El laboratorio se divide en dos plantas. En la planta baja se encuentra lo
vinculado con el análisis de los agentes espumígenos y en la planta alta lo relacionado con los ensayos de polvos químicos secos. De esta forma cada producto a ensayar tiene su propio circuito, operando como dos laboratorios distintos dentro de una misma estructura edilicia.
Las máquinas y dispositivos de ensayo, son sometidos a programas de calibración estrictos, en otros laboratorios acreditados ISO 17025, para asegurar la validez de los resultados.

Normas que se ensayan en el CENAE • IRAM 3569 – Polvos para extinción de fuegos de las clases A, B y C.
• IRAM 3566 – Polvos para extinción de fuegos de las clases B y C.
• IRAM 3515 – Productos extintores – AFFF – Líquido espumígenos sintético de baja expansión, formador de película acuosa.
• IRAM 3573 – Productos extintores AR-AFFF Líquido espumígenos sintético multipropósito de baja expansión, formador de película acuosa y resistente a disolventes polares.

Impersonalización de muestras: La totalidad de las muestras previo a su ingreso son impersonalizadas, re envasándolas en packaging sin rotulación ni marca, asignándosele un numero único e inequívoco sólo reservado para el personal de ingreso dependiente de calidad, así el personal técnico que efectúa los ensayos, los realiza sin conocer su procedencia.

El programa de mantenimiento que regula al CENAE, ha sido concebido especialmente para estas instalaciones a modo de garantizar condiciones ambientales controladas como humedad y temperatura, asegurando así la calidad, la limpieza, la seguridad de los profesionales y la protección ambiental.
Anexo al laboratorio, se encuentra el campo de pruebas utilizado para medir el potencial extintor de los distintos agentes extintores mediante ensayos de apague que se realizan en distintas bateas normalizadas.
Una cualidad especialmente inte
resante del CENAE, es su política de laboratorio abierto, por la cual la totalidad de los ensayos, pueden ser presenciados por los clientes o bien por la autoridad de aplicación previa coordinación, permitiendo esto una dinámica mayor en tareas de investigación y desarrollo o bien una mayor transparencia en materia de control.
El CENAE asegura un 100% de transparencia. Los métodos normativos son cargados en un software de gestión que actúa como conductor de la ejecución de los procesos, esto permitió diseñar e implementar un circuito inviolable donde el operador respeta paso a paso las etapas de realización
de los ensayos y es controlado por el sistema en tiempo y forma. Los técnicos registran los datos resultantes de cada actividad, inhibiendo la posibilidad de corrección como punto de control, “dato registrado es dato procesado”. Así el sistema efectúa los cálculos y arroja los resultados correspondientes no pudiéndose alterar los mismos.
El laboratorio mantiene el principio de cero papel, razón por la cual cada uno de los ensayos tiene un puesto de trabajo asignado con una terminal para el procesamiento de la información que se concentra y protege en un servidor central.

Del CENAE, se pueden beneficiar los siguientes organismos, empresas, industrias e instituciones:
Organismos de certificación. CENAE brinda todas las herramientas para efectuar ensayos de agentes extintores con la más alta tecnología disponible.
Fabricantes de extintores. CENAE favorece la capacidad exportadora de estas industrias radicadas en el país. Es un requisito indispensable para los fabricantes de extintores, que los polvos químicos que incorporan en sus productos estén certificados por laboratorios acreditados. El CENAE informará sobre un producto ajustado a normas superando así
las barreras de entrada de los distintos mercados internacionales.
Estudios de ingeniería. CENAE brinda a las consultoras que intervienen en los procesos de diseño de infraestructura e instalaciones fijas contra incendios la posibilidad de contar con parámetros claros para la especificación de los productos a utilizar y ofrece la capacidad de establecer programas de validación periódica de los mismos a modo de mantenimiento de las condiciones de seguridad.
Empresas petroquímicas y petroleras. CENAE es útil para evaluar el estado de sus agentes extintores y desarrollar planes de mantenimiento pre
ventivo para garantizar que no pierdan sus capacidades extintoras.
Autoridades judiciales. CENAE intervendrá en la evaluación de los productos extintores cuando los mismos deban ser verificados por solicitud judicial en accidentes y siniestros. Como único laboratorio nacional se pone a disposición de la justicia y de la SRT.

El CENAE es el único laboratorio nacional en su tipo y tiene el mayor equipamiento tecnológico para el ensayo y control de los agentes extintores. Esto favorece a las industrias vinculadas a la extinción de incendios y representa un salto cualitativo para el sector y un avance para el país.

Durante el 2013, se realizaron los ensayos pertinentes para evaluar la sustitución del combustible n-heptano en la normativa IRAM 3515 y 3569 correspondiente al apague de incendios con espumas sintéticas y polvos químicos secos ABC respectivamente. El motivo principal del cambio fue brindar un combustible sustitutivo, de mayor disponibilidad y más bajo costo, para que los fabricantes puedan utilizar en sus desarrollos y pruebas de productos. Asistieron a los ensayos fabricantes de concentrados de espumas sintéticas y polvos químicos secos, fabricantes de extintores de incendio, certificadores y representantes de la Cámara Argentina de Seguridad. Los fondos para la realización de los ensayos que favorecieron a toda la industria de la extinción de incendios fueron provistos por la Cámara Argentina de Seguridad.