with No hay comentarios

El CENAE posee una infraestructura que responde a los mayores estándares de calidad y buenas prácticas, así como también a un criterio arquitectónico notable que combina amplias áreas de trabajo y la elección de materiales de primera categoría, a fin de conferir un ámbito de confort excepcional para los recursos humanos que allí se desenvuelven profesionalmente.

El laboratorio se divide en dos plantas. En la planta baja se encuentra lo vinculado con el análisis de los agentes espumígenos y en la planta alta lo relacionado con los ensayos de polvos químicos secos. De esta forma cada producto a ensayar tiene su propio circuito, operando como dos laboratorios distintos dentro de una misma estructura edilicia.